111111111

Naturaleza y tecnología, unidas para integrar

Esta iniciativa parte de una premisa, no todo se aprende mediante libros o apuntes. De esta forma Víctor García ha trabajado en la realización de mesas de cultivo inteligentes en los colegios. Los alumnos que han formado parte de este proyecto tienen trastornos autistas o de Asperger. Esta acción sitúa a alumnos con grandes dificultades para compartir en compañeros de trabajo cuyos esfuerzos no remiten directamente en ellos, sino en un proyecto colectivo.

Desde los organizadores de este proyecto defienden la formación de alumnos con unas características especiales mediante la colaboración. Además, la elaboración de estas mesas de cultivo inteligentes con lenguaje Scratch les familiariza con nuevas tecnología, así como la creación de códigos QR. El proyecto SMART-HORT es una experiencia TIC basada en la colaboracióny que repercute positivamente en la sociabilidad del alumno.

Mediante pasos muy marcados (elaboración del huerto, programar las mesas y aplicar la tecnología al huerto) el alumno además mejora su pensamiento lógico y fomenta su capacidad de respuesta ante las diferentes situaciones que puedan surgir.

De esta manera, se realiza un mayor aprovechamiento de las características de las tecnologías y las características del perfil de personalidad de alumnos con TEA (Trastorno del Espectro Autista) para mejorar la calidad de su evolución tanto a nivel de aprendizajes como de interacción social. Sensibilizar y concienciar a los alumnos de aspectos relacionados con la ecosostenibilidad.