5

Gamificando con Minecraft

Coordinamos un grupo de trabajo surgido en el seno del IES Profesor Juan Antonio Carrillo Salcedo de Morón de la Frontera (Sevilla) para intentar dar respuesta a los problemas de aburrimiento que detectamos en algunos de nuestros alumnos/as y los consiguientes problemas de disrupción que esto genera.

Creemos firmemente en las metodologías activas de enseñanza aprendizaje, especialmente en el primer ciclo de la E.S.O., pero tras haber trabajado con varias de ellas nos atrevemos a afirmar que Minecraft ha confirmado nuestras expectativas iniciales hasta un extremo nunca antes logrado con otros intentos o iniciativas.

Aunque este juego es fundamentalmente conocido por su faceta de construcción, rápidamente nos dimos cuenta del potencial que tenía la creación de mapas en los que los jugadores han de recorrer un circuito o itinerario con pruebas, retos, actividades… a modo de “pruebas a salvar”.
Esto lo reconocimos durante el proceso de formación, fundamentalmente mediante el visionado de tutoriales de youtubers, con hasta casi 2 millones de followers, que explicaban cómo hacer un mapa de juegos y todo ello con una narrativa propia y coherente. Elemento este último básico en cualquier proceso de gamificación. No olvidemos que nuestro objetivo es eliminar el “aburrimiento” gamificando, no jugando.
Estos mismos youtubers, así como una bibliografía fundamentalmente inglesa, nos descubrieron los bloques de comando. Elementos de programación que usados convenientemente amplifican el potencial educativo pedagógico del mapa hasta donde se quiera, pongamos por caso la atención a la diversidad.

La primera sorpresa consistió en comprobar que casi todos los alumnos/as han jugado alguna vez y, lo que es más, casi un tercio de ellos/as son jugadores habituales. Este dato era totalmente desconocido por nosotros/as. Las sorpresas no acaban ahí, encontramos alumnos/as que habitualmente no destacan por su brillantez, y que, sin embargo, tenían conocimientos, habilidades y construcciones en Minecraft de jugadores más que avanzados. De hecho, nos ayudaron en muchos momentos a construir nuestro mapa multidisciplinar. Por extensión, algunos alumnos muy brillantes son jugadores habituales de Minecraft.
En esta misma línea, sería aún más destacable el hecho de que una alumna con pocos habilidades sociales para relacionarse con sus compañeros/as, era constantemente requerida por los mismos debido a sus conocimientos del juego.

7

El grupo de trabajo abarca todas las asignaturas del currículum y, tal y como hemos demostrado en el mapa elaborado, no hay área curricular que se quede fuera. No aparece en el vídeo elaborado ninguna mención a Lengua española, pero posteriormente se ha empleado por estos compañeros/as para la elaboración de audiovisuales con narración, elaboración de guiones, tutoriales… en los que los alumnos/as tenían que hacer uso de multitud de recursos inherentes a este área. Tampoco se refleja en el vídeo la posibilidad de “colgar” el mapa en un servidor externo al centro, esto permitiría la realización del mismo desde casa, ni que sería posible convenir “partidas” con centros de otros países, con lo que se hace indispensable el uso de una lengua extranjera, fundamentalmente inglés.

Los resultados, tal y como hemos avanzado anteriormente, están siendo espectaculares. El problema es que realizar un mapa es una tarea que implica un tiempo muy superior al que posteriormente se emplea en jugarlo. Es por esto que nuestro objetivo es crear una comunidad de profesores/as que comparta los mismos, tal y como ya se hace con otros recursos. Actualmente estamos creando nuestro centro en Minecraft a escala real con un grupo de P.M.A.R de 2º E.S.O., grupo reducido de unos 10 alumnos/as, con notables resultados en muchos ámbitos: la propia construcción, trabajo coordinado y en equipo, uso de mapas y escalas, superficies y volúmenes, materiales, clima del aula, integración de alumnado extranjero y con pocas habilidades sociales.

Para la evaluación del alumnado podemos recurrir al producto final de su trabajo, en el caso de construcciones, o incluso a pruebas objetivas con marcadores, tal y como se muestra en una de las partes del mapa. En el primero de los casos, pensemos que en el área de sociales, se le pide a los alumnos/as la construcción de una ciudad romana con los materiales propios de la época. Del mismo modo, en tecnología se puede pedir la realización de máquinas o sistemas técnicos con operadores eléctricos, electrónicos, mecánicos, hidráulicos o neumáticos. En cuanto al segundo, las pruebas objetivas, queda más que claro en el mapa que casi cualquier tipo de cuestionario puede ser trasladado al mundo Minecraft, incluso considerando las peculiaridades de la respuesta.

En definitiva, no podemos más que recomendar el uso de este juego en nuestra práctica docente.